Guía de limpieza ultrasónica

¿QUÉ ES LA LIMPIEZA ULTRASÓNICA?

La limpieza es el paso más importante en el reprocesamiento de un dispositivo médico. Sin una limpieza adecuada, la desinfección y la esterilización no pueden realizarse de manera efectiva. La limpieza ultrasónica puede ser particularmente útil para áreas difíciles de alcanzar en un dispositivo, como en serraciones finas o juntas de bloqueo de caja, pero también puede ser suave en instrumentos delicados como dispositivos de microcirugía y oftalmología.

¿CÓMO FUNCIONA LA LIMPIEZA ULTRASÓNICA?

El proceso de limpieza ultrasónica utiliza vibraciones mecánicas para agitar una solución para ayudar a eliminar la suciedad de las superficies y, en algunos casos, dentro de los lúmenes, de los dispositivos quirúrgicos. Las ondas sonoras en el líquido producen implosiones microscópicas de burbujas que colapsan al contacto con las superficies, creando una acción de limpieza similar al vacío que desplaza el suelo de las superficies. Este efecto se llama cavitación. La cavitación luego elimina la carga biológica de la superficie de los artículos sumergidos en la cámara.

Los sistemas de limpieza ultrasónica proporcionan una limpieza efectiva utilizando una combinación de tres parámetros:

  • Cavitación
  • Flujo / Riego Sónico
  • Detergentes

La combinación correcta de estos parámetros proporciona un sistema de limpieza eficiente para dispositivos médicos delicados y difíciles de limpiar, como instrumentos quirúrgicos mínimamente invasivos (MIS), dispositivos laparoscópicos y accesorios quirúrgicos robóticos.

CAVITACIÓN Y LIMPIADORES ULTRASÓNICOS

La eficacia del proceso de cavitación depende del diseño del sistema ultrasónico y particularmente de la frecuencia ultrasónica (medida en kilohercios, kHz) y la densidad de potencia. Al comprar una lavadora ultrasónico, debe asegurarse de que la frecuencia y la densidad de potencia sean apropiadas para los dispositivos médicos que procesará verificando con las IFU de sus dispositivos más comunes.

Cómo se generan las burbujas de cavitación también es importante. Por ejemplo, la tecnología más antigua usa transductores de metal, mientras que los diseños más nuevos usan transductores de cerámica que son más suaves en los dispositivos. Algunos sistemas montan los transductores en el fondo del tanque, lo que es efectivo para eliminar la suciedad en una sola capa de bandejas de instrumentos. Dado que las ondas ultrasónicas provienen del fondo, la cavitación será más efectiva implosionando en las superficies del instrumento ubicadas en la primera bandeja más inmediata que encontrará, lo que no será el caso para los instrumentos ubicados en el segundo o tercer bandeja. Sin embargo, los grandes limpiadores ultrasónicos montan los transductores a los lados del tanque, lo que permite que varias capas de bandejas se limpien de manera efectiva.

FLUJO Y RIEGO SÓNICO

Algunos limpiadores ultrasónicos también ofrecen flujo o irrigación sónica. El flujo de solución a través de un dispositivo permite una limpieza más eficiente de los canales internos de dispositivos con lúmenes o canulados, mientras que el uso de flujo presurizado puede proporcionar una limpieza mecánica adicional.

No se puede esperar que los dispositivos con lúmenes o canulados se limpien en sistemas de limpieza ultrasónica estándar. Los irrigadores ultrasónicos tienen capacidades de irrigación sónica, lo que permite que la energía ultrasónica y la cavitación funcionen tanto en el exterior como en el interior de los dispositivos procesados.

Algunas validaciones de limpieza para instrumentos quirúrgicos complejos específicos requieren una presión mínima para el flujo, que también se convierte en un parámetro clave para garantizar que la carga biológica se elimine del interior de los instrumentos. La combinación de un flujo de alta presión y la cavitación ultrasónica ideal da como resultado un método eficiente para garantizar que los instrumentos detallados y complejos se reprocesen de manera efectiva.

DETERGENTES PARA LIMPIEZA ULTRASÓNICA

La elección de un producto químico de limpieza  es un componente importante del proceso de limpieza ultrasónica. Estos productos a base de detergente deben proporcionar limpieza, ser efectivos en un rango de diferentes calidades de agua, no dañar el dispositivo y al mismo tiempo proteger el dispositivo del daño con el tiempo, ser fáciles de enjuagar y ser compatibles con el sistema de limpieza ultrasónica. 

Considere usar un producto químico específicamente formulada y diseñada para la limpieza ultrasónica. El detergente enzimático debera ser formulado específicamente para el lavado automático, diseñado con un perfil de baja espuma para usar en lavadoras sónicas o lavadoras / desinfectadoras.

BENEFICIOS DE LA LIMPIEZA ULTRASÓNICA

Muchos dispositivos en el entorno quirúrgico actual son intrincados, delicados y complejos en diseño. Sin una forma de limpieza automatizada, el personal del Departamento de Procesamiento Estéril debe limpiar los rincones, grietas y bisagras a mano, consumiendo su valioso tiempo.

La limpieza ultrasónica proporciona una manera segura y efectiva de limpiar múltiples instrumentos quirúrgicos a la vez, desde delicados dispositivos oftálmicos y laparoscópicos hasta instrumentos ortopédicos pesados. El proceso de limpieza ultrasónica permite la acción de fregado para alcanzar pequeñas grietas, superficies irregulares y pasajes internos, sin dañar el intrincado dispositivo. Las lavadoras ultrasónicas están diseñadas para desalojar suelos difíciles de la superficie y lúmenes en los instrumentos y proporcionar resultados de limpieza consistentes en toda la cámara de la lavadora.

RECOMENDACIONES DE LIMPIEZA ULTRASÓNICA

Los sistemas de limpieza por ultrasonidos deben instalarse, usarse y mantenerse de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Esto incluirá el uso de detergentes específicos para la limpieza y el cumplimiento del mantenimiento preventivo y de rutina recomendado.

Se dan las siguientes recomendaciones para el uso seguro y efectivo de los sistemas de limpieza por ultrasonidos:

  • Se debe eliminar la suciedad gruesa (pre-limpiada) del dispositivo antes de limpiarla en el limpiador ultrasónico y lúmenes cepillados / enjuagados.
  • Las químicas de limpieza de instrumentos quirúrgicos deben diseñarse para su uso en sistemas ultrasónicos
  • La desgasificación de la solución de limpieza recién preparada generalmente se recomienda antes de procesar los dispositivos, siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Se deben consultar las instrucciones de uso del dispositivo para garantizar la compatibilidad. Algunos dispositivos / materiales de construcción (como ciertos tipos de adhesivos en componentes ópticos o caucho) no se recomiendan para sonicación debido al riesgo de daños a los componentes del dispositivo. Los dispositivos que contienen metales como latón, cobre, aluminio o placa de cromo pueden no ser compatibles si se mezclan con otros materiales del dispositivo, como el acero inoxidable.
  • Las soluciones de limpieza deben cambiarse con frecuencia, preferiblemente con cada uso y siempre antes de procesar instrumentos de oftalmología.
  • Se recomienda realizar pruebas de verificación periódicas de la unidad sónica para confirmar que el proceso de limpieza funciona correctamente. Esto incluirá el mantenimiento diario y el mantenimiento periódico, o el uso de un indicador de verificación de limpieza.

Una combinación de todas estas variables en los sistemas de limpieza por ultrasonidos puede proporcionar un proceso de limpieza óptimo para los dispositivos.

FUENTE: https://www.steris.com/healthcare/knowledge-center/sterile-processing/guide-to-ultrasonic-cleaning